Anterior Inicio Arriba Siguiente

Viernes,2 de Noviembrede1990 Provincia

Diario de Burgos

 Hacia la recuperación del Castillo de Tedeja

Trespaderne (E. G.T). -Las ruinas de Tedeja constituyen el testimonio más evidente de asentamiento humano más primitivo en la villa de Trespaderne. El Castill0 de Tedeja se encuentra dominando el desfiladero de la Horadada.       El lugar –pinacho- sobre el que se encuentra es de unas condiciones estratégicas perfectas, debido a su difícil acceso y a su posición privilegiada respecto a la garganta. El acceso al castillo puede realizarse a través de dos itinerarios: el camino de Mureras, que posibilita la llegada a las inmediaciones por medio de vehículos todo terreno, y a pie, por el sendero de las columnas.

Recurriendo a referencias históricas de Salazar de Mendoza, citaremos que en este Castillo tuvo su residencia don Pedro , duque de Cantabria.   Don Julián García Sáinz de Baranda, en su libro «Apuntes sobre la historia de las antiguas Merindades de Castilla» señala: «Tedeja, la defensa natural del paso del Ebro en el desfiladero de la Horadada, fue este castillo de Tedeja, sito en la jurisdicción de Trespaderne. De él recibió el nom­bre la Sierra de Tesla, figurando en documentos de la época, con los nombres de Tutela, Tetelia,Teteja, Zetelia y Tesla. Cuenta el P. Riseo que, según la tradición, fue en él enterrado el duque de Cantabria, don Pedro. Fue éste un personaje militar durante los reinados de Ejica y Witiza y uno de los más influyentes del Aula Regia, durante el reinado de Rodrigo. Además, fue don Pedro el jefe que organizó la residencia en la parte de Cantabria con los escasos habitantes de la zona, constituyendo junto a Pelayo, en los Picos de Europa, los dos focos principales de resis­tencia en el Norte».

Desde su constitución, la Asociación cultural Tedeja, con su presidente, Roberto Fernández como primer impulsor, pretende la recuperación del entorno del Castillo. Para ello, debe procederse a la limpieza, desbroce, descubrir y asentar los muros. Según Tedeja, el espacio sobre el cuál se va a desarrollar la labor del campo de trabajo es de unos cincomil metros cuadrados. Este espacio, al igual que sus alrededores, se encuentra cubierto de una vegetación especialmente con puesta por encinas, roblizos, pinos y boj. La densidad de está vegetación es Inferior en el espacio interior del castillo que en  el exterior.

Omitiendo la vegetación, la superficie del lugar de trabajo se encuentra recubierta por tierra y piedras de pequeño y mediano tamaño, entre las que se vislumbran las líneas del muro del castillo.

 

Roberto Fernández  entiende que esta antigua fortaleza de Tedeja tiene gran interés y para conocer y re­cuperar el castillo es recomendable  en primer lugar, la limpieza de toda la vegetación. Con este propósito se han dirigido al Ayuntamiento y al Servicio Territorial de Cultura  recibiendo la colaboración deseada. El proyecto del campo de trabajo, cuya intervención deberá limitarse a dejar visibles los muros, se encuentra avalado por el arqueólogo provincial, José  David  Sacristán de Lama, quien ha ofrecido a Tedeja la supervisión y  asistencia técnica en los trabajos.

Mientras algunos vecinos que pasean por las proximidades de la estación de RENFE se hacen cábalas sobre la misión y destino de las dos casetas allí ubicadas, la Asociación Tedeja está de enhorabuena al haber conseguido lo que consideran el primer eslabón para llevar a feliz término la recuperación del Castillo de Tedeja, dos casetas portátiles cedidas por el Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León. Los componentes de la Asociación se preparan a restaurarlas ya acondicionarlas con cargo al Ayuntamiento. Una, servirá para cocina y oficina y la otra, para  duchas, aseos y letrinas.

Consultado sobre el personal que intervendrá en eI campo de trabajo, el presidente de Tedeja indicó que según el jefe de la Sección da Juventud, Francisco Mohedano, será un equipo internacional, con mayor presencia de extranjeros, alemanes y franceses, principalmente, por intercambio cultural con otros jóvenes españoles. Serán dos grupos de unas treinta personas y de unos veinte días de duración cada grupo. El inicio de los trabajos esta previsto para el próximo verano y la Asociación que lleva el nombré del castillo espera que en un período de diez años se encuentre en óptimas condiciones para el turismo.

La ascensión al castillo y el paraje de todo el entorno, con una vista impresionante sobre el desfiladero, invitan a una excursión, un paseo sin desperdicio para los amantes de la fotografía y de la naturaleza. Estamos seguros que cuando la zona se encuentre expedita de la vegetación sobrante y des cubiertos los muros del castillo, serán muchos los excursionistas que se dirijan a este lugar. Toda esta labor descrita es de una importancia fundamental para conservar los vestigios reseñados. Por ello, aplaudimos y felicitamos a la Asociación Tedeja, al Servicio Territorial de Cultura y al Ayuntamiento, de igual manera aquellas otras personas que desde el anonimato se han sumado a esta meritoria  labor.

Anterior Inicio Arriba Siguiente