Anterior Inicio Arriba Siguiente

Domingo, 12 DE OCTUBRE DE 1997 DOMINGO

Diario de Burgos

El Primer Castillo

Quince años después de haber sido localizada en un escarpado monte de Trespaderne, la fortaleza de «Tedeja» es un proyecto científico desarrollado por la Universidad de Burgos, que está arrojando nueva luz sobre la Alta Edad Media castellana. Este verano han aparecido restos tardorromanos y se ha confirmado que fue centro cultural y comercial en el período visigodo. En el siglo XI, «Tedeja» era sede militar importante de Castilla Vieja. En el yacimiento que preside el pico «El Molino» se han efectuado ya seis intervenciones arqueológicas .

FERNANDO PEÑA

 

ROBERTO Fernández Ruiz, que localizó en 1981 el desaparecido pero documentado Castillo de Tedeja. afirma que Tedeja (Tetelia) es el más antiguo de los castillos castellanos descubiertos hasta la fecha

Ahora le gustaría implicar más al pueblo en el proyecto de excavación. integrado desde hace años en un proyecto de investigación en el departamento de Historia Medieval de la Universidad de Burgos Los hallazgos de este verano en el

yacimiento arqueológico han confirmado el protagonismo que tuvo este lugar de paso estratégico, entre los siglos VII y XII

El asentamiento histórico de Tedeja estaba enterrado y perdido en el monte Trespaderne, pero escrutando legajos de épocas pretéritas y pateando los roquedales del primer puntal de la Tesla, Roberto concluyó con el lugar, excavó con las manos y asomaron unas piedras organizadas al modo visigodo Era Tetelia Ha necesitado mucho tiempo y ayuda para demostrarlo. Hoy «Tedeja» es un proyecto

UN CASTILLO DE LEYENDA

La fortaleza de «Tedeja» era conocida documentalmente en círculos académicos, pero nada se había de su emplazamiento exacto Documentos históricos hablan de Tedeja de manera discontinua, y a veces  inconexa, a lo largo de más de cinco siglos (790-1366) La referencia más antigua a la fortaleza se encuentra en una donación del abad Alejandro Quelino al monasterio de San Juan de Cillaperlata, «subtus Tetelia»

Es mencionada en el 934, en un documento apócrifo conocido como los Votos de Fernán González al Monasterio de San Millán de la Cogolla Durante el siglo XI abundan las referencias al castillo y a los distintos señores que ostentaban su Tenencia en el cartulario del monasterio de San Salvador de Oña.  Se sabe que en 1054 estaba bajo el señorío de Galindo Bellacoz, vasallo del rey Fernando I. Era cabeza de un Alfoz y sede militar de toda Castilla-Vieja En el siglo XI constituía un punto militar y administrativo de primer orden en Las Merindades Los arqueólogos tienen certeza por la presencia de su Tenente en el documento de arras de Garcia de Navarra con su esposa Estefania.

Las referencias a la fortaleza y sus titulares continúan durante el siglo XII, pero Tedeja comienza a adquirir un carácter toponímico o de división administrativa. Es citado en el cartulario de Oña en el siglo XIII como topónimo. En otro documento fechado en 1366, el rey hace donación de todos sus derechos en el Alfoz de Tedeja a Pedro Gómez de Porras

La localización exacta de la fortaleza desaparece con el tiempo y Tedeja se convierte en un castillo de leyenda. Según la tradición oral, perteneció al Duque Pedro de Cantabria, pionero de la Reconquista, y fue escenario de batallas como la del Negro Día Leyendas con cierto fundamento, a juzgar por lo hallado hasta hoy.  Situado en un escarpado mirador, su compleja estructura defensiva es un ejemplo claro de cómo fueron concebidos los primeros castillos de la más remota Castilla. Guarda cierta similitud con el castillo de Camargo (S VIII, Cantabria).

En otra época a estas tierras se las llamó Bardulia, pero pronto fueron conocidas como Castilla, por la abundancia de recintos y torres defensivas que había. Una de aquellas fortalezas era «Tedeja», quizás, la más grande de todas desarrollado por una universidad, y con «Tedeja» Trespaderne supera el complejo de considerarse un pueblo sin vestigios históricos.

ENTIDAD CIENTIFICA

Siete años después localizado el lugar, en septiembre de 1988, Fernández Ruiz fundaba con otras 10 personas la asociación socio-cultural «Tedeja». La agrupación solicita un campo de trabajo y subvenciones para «catar» el lugar encontrado, pero le son denegadas un año tras otro. La administración requiere que el proyecto de excavación sea avalado por una entidad científica. Desde 1994, es el Área  de Conocimiento de Historia Medieval de la Facultad ,de Humanidades y Educación de la Universidad de Burgos la institución que investiga el yacimiento.

La asociación cultural abrió camino, desbrozó y limpió el

Con «Tedeja» Trespaderne supera el complejo de considerarse un pueblo sin historia

lugar, palpó los límites de la fortaleza, recuperó una fuente en la subida a «Tedeja», y además tuvo tiempo de restaurar con una ayuda económica de la central nuclear, la casa estación del ferrocarril Santander-Mediterráneo, convertido hoy en un albergue donde se alojan los campos de trabajo desde 1992 vienen a excavar en «Tedeja» En la actualidad, con un centenar de socios y tras una importante escisión sufrida hace años, la asociación está centrada exclusivamente en los trabajos de excavación, en el pico «El Molino», Trabajos que están dando ya sus frutos.

INTERES HISTORICO

«Tedeja» es una escarpada defensa natural y un mirador privilegiado. Esta situado en un lugar estratégico, sobre un monte cónico recortado en su base por los ríos Ebro y Nela, desde el que se divisa todo el desfiladero de «La Horadada», paso natural de la meseta castellana a los puertos del cantábrico Ramón Bohigas (Santander), José Angel Lecanda (Bilbao) e Ignacio Ruiz (Burgos), tres arqueólogos adscritos a la Universidad de Burgos que trabajan en Tedeja creen que «el lugar tiene antecedentes previos a la Alta Edad Media» "Como castillo debió ser, allá por

Los hallazgos de este verano confirman el protagonismo de este punto estratégico entre los s. VII y XII

los siglos IX y X, un centro geopolitico de máxima importancia. Su construcción puede estar vinculada a las promovidas por AIfonso I de Asturias para guarnecer la frontera oriental de su reino. Es una hipótesis razonable».

Otros yacimientos visigodos aparecidos en pocos kilómetros alrededor de «Tedeja» «<Santa María», en Mijangos; «San Juan de la Hoz», en Cillaperlata; los eremitorios de Tartalés de Cilla y la ermita de «Santa María

de los Reyes Godos», a escasos metros de «Tedeja», y cuyas labores de excavación, dependientes de la reforma que se haga en la carretera N-626, se van a iniciar pronto), confirma a los arqueólogos que en la época altomedieval había una densidad de poblamiento y población significativa y estable en este lugar, que requería de cierta institucionalización por elemental que fuera. «Estas tierras constituyen en sí el germen de Castilla» Al igual que ellos, Roberto asegura que en sus días de más gloria, desde «Tedeja» se gobernaba toda Castilla Vieja (Castella-Vetula). Se cree que la fortaleza perteneció, entre otros muchos titulares a lo largo de sus cinco siglos de protagonismo, al Duque de Cantabria, reconquistador cuyo enterramiento se busca también en este lugar.

APOYO POPULAR

Quince años después de su localización, Tedeja es un proyecto científico de investigación, que está arrojando datos muy importantes para la reconstrucción histórica de la Alta Edad Media castellana. Ahora  Roberto  está intentando involucrar más al pueblo en este proyecto, «todo un esfuerzo», afirma. Andrés López-Negrete y Juan de la Calle son otras dos

Otros yacimientos visigodos cercanos confirman que había población abundante y estable

personas que suben a mover tierra «Tedeja» con cierta regularidad. «Pedimos apoyo moral y socios que quieran colaborar. El ayuntamiento podría damos el 1 % de su presupuesto».

Directamente, el pueblo está poco involucrado en este pro­yecto arqueológico. Abel Fernández, director del Hostal «José Luis», colabora desde hace dos años con la excavación, ajustando todo lo posible el precio de las comidas y de las cenas de los jóvenes que vienen al campo de trabajo. Además de ser una ayuda para una causa cultural autóctona, Abel considera que el proyecto de «Tedeja» es muy importante para el desarrollo turístico del municipio. Eugenio Condado, el alcalde, deja claro que «Tedeja» es la asociación del pueblo que más ayudas recibe»

La intención de la asociación es asentar la fortaleza descubierta, y convertirla en un mirador privilegiado que muestre los inicios de la primitiva Castilla. Las riquezas paisajística, animal y vegetal del lugar son también indiscutibles. «No se puede afirmar que sea el primer castillo de Castilla, pero sí es el más antiguo de los descubiertos hasta ahora», puntualiza. Roberto está contento porque sabe que su descubrimiento está arrojando luz sobre la Alta Edad Media, una época especialmente oscura. Cada año menos oscura, gracias a «Tedeja»

Anterior Inicio Arriba Siguiente