Inicio Arriba Siguiente

MARTES, 28 DE MARZO DE 1989

PROVINCIA

Diario de Burgos 

«LaQuema del Judas», en Trespaderne. Foto Ramón.

Se <<quemó>> en Trespaderne el tradicional Judas

Trespaderne (D.C.T.).-Como es costumbre en Trespaderne, dentro de los actos que se celebran con motivo de la Semana Santa, el Domingo de Resurrección tuvo lugar la quema del tradicional Judas.

El acto consiste en una especie de falla con forma humana, que los jóvenes de Ia localidad confeccionan la noche de Sábado Santo a base de cartones, pajotes de centeno, y ropas usadas, perfectamente aderezada con artículos de pirotecnia, y que cuelgan al despuntar el Domingo de Resurrección en un lugar estratégico de la poblaci6n como si de un ahorcado se tratara.

La figura, que simboliza a Judas arrepentido portando la bolsa con las  treinta monedas fruto del pago perci­bido por la entrega de Jesús a los romanos, permanece colgada durante toda la mañana del domingo ante la mirada atónita de curiosos y forasteros que esperan ansiosos el momento de la «cremá».

Momento que llega cuando por las calles de la población empieza a desfilar la procesión del Encuentro.

Es entonces cuando, cual si de un gesto rebelde se tratara, un mozo enciende la mecha y estalla «el Judás» estentoreamente dejando atónitos a cuantos se han concentrado en las inmediaciones para contemplar un año más, esta tradición que se viene cumpliendo puntualmente en Trespaderne desde el siglo XV.

La procesión se detiene; el Judas estalla en mil pedazos, y todo vuelve a la normalidad  cuando  la falla humea  en  el  suelo  reducida  a un montón  de cenizas que permanecerán durante todo el día en el lugar como muestra evidente de una tradición que no muere, transmitida de padres a hijos.

También es costumbre en Trespaderne, el Domingo de Resurrección, degustar el popular «rosco de Pascua». Pan dulce adornado con huevo y chorizo que aglutina, en torno a un vaso de vino, a cuantos grupos de amistad deciden reunirse para festejar la Pascua.

Inicio Arriba Siguiente